El Implante Coclear en Costa Rica

Algunos hitos históricos sobre el implante coclear.

Cualquier ruta que tomemos para indagar la historia del implante coclear, parece que siempre nos conduce al hecho. Un tanto anecdótico, de Alejandro Volta en el año 1800. Se cuenta que Volta colocó unas varillas metálicas en sus oídos, las cuales conectó a una fuente eléctrica. Tal experiencia, le hizo perder el conocimiento. Una vez recuperado, se dice que manifestó, que pudo escuchar un sonido parecido al ulular del viento o el burbujeo del agua. En todo caso, este experimento, sirve para confirmar el concepto de que la estimulación eléctrica es capaz de desencadenar sensaciones auditivas en el individuo.

Politzer, Ritter, Andreef, Gersuni, Gradenigo, Jones, Voloknov, Stevens y Lurie, durante el siglo XIX y parte del XX, lograron obtener sensaciones auditivas en los pacientes, mediante la aplicación de corriente alterna en electrodos ubicados en áreas cercanas al oído.

En las décadas de los sesentas y setentas diversos grupos en EUA, Europa y Australia dieron un gran impulso al desarrollo de los implantes cocleares. Entre estos pioneros, cabe mencionar a House, Doyle, Simmons Schindler, Merzenich y Michaelson en EUA, Chonard en Francia, Banfai en Alemania, Burian en Austria y G.M. Clark en Autralia.

Mención especial merecen los trabajos de W. House en 1961 al colocar un electrodo de oro en la cóclea y luego en 1968 al realizar otros implantes utilizando un sistema de 6 electrodos diseñado por J. Urban, quien era uno de sus colaboradores. El éxito de estos procedimientos abrió la ruta de los implantes cocleares.

Otro hito lo marcó G.M. Clark de la Universidad de Melbourne en Australia al implantar con gran éxito en el año 1978 al paciente Rod Sounders.

En la actualidad se cuentan por miles los pacientes implantados distribuidos por todo el mundo. Por lo tanto, el Implante Coclear, ha dejado de ser un procedimiento experimental para convertirse en una técnica segura, confiable y de demostrada eficacia para el tratamiento de las pérdidas auditivas de severas a profundas. Conviene agregar que desde el año 1984 cuenta con aprobación de la FDA para adultos y desde el año 1990 para niños.

La situación en Costa Rica

La situación de los implantes cocleares en Costa Rica comenzó a demostrar relevancia al inicio del presente siglo. Ya para el año 2000 había en este país alrededor de 15 personas implantadas, principalmente niños. Todas estas personas, viajaron al exterior, a realizarse este procedimiento. En la última década del siglo anterior la mayoría viajó a Colombia dada la cercanía, la facilidad del idioma y sobretodo; la alta tecnología y el bien ganado prestigio de los profesionales a cargo de estos procedimientos. Valga mencionar que el primer implantado en Costa Rica viajó al Instituto House en E.U.A., se trata de un varón, quien adquirió meningitis, que le ocasionó una sordera profunda bilateral cuando tenía un poco más de veinte años de edad. Esta persona recibió un implante monocanal 3M HOUSE. Así las cosas, nadie creía posible en los años noventa que en Costa Rica se pudieran realizar Implantes Cocleares.

Inicio del Programa de Implantes Cocleares

Un buen día, Don Marino y Doña Ana, los padres de María José, una niña que había perdido su audición a causa de la meningitis que sufrió en su etapa perinliguística, se propusieron a toda costa, implantar a su niña sin tener que salir del país. Este fue el detonante, para que un grupo de profesionales en audiología, otorrinolaringología, educación, terapia del lenguaje y psicología nos diéramos a la tarea de hacer posible esta inquietud.

El día 15 de setiembre del año 2002 se llevó a cabo la intervención quirúrgica para colocar el primer implante coclear en Costa Rica. Por cierto, el 15 de setiembre es feriado por ser el día de la Independencia Patria, lo cual no fue obstáculo para dar inicio al programa de implantes. Probablemente este implante era el primero en realizarse en el área centroamericana.

La Empresa Laboratorios JR Sánchez S.A., representantes de Advanced Bionics, corrió con la logística para este acontecimiento y se encargó del financiamiento para la traída del Dr. José Alberto Prieto Rivera, cirujano con gran conocimiento y experiencia, así como la audióloga Adriana Arellana; ambos de nacionalidad colombiana, quienes se encargaron de la capacitación de los otocirujanos y audiólogos en Costa Rica.

A raíz de esta primera operación se despertó un inusitado entusiasmo por los implantes que redundó en la obligación legal para que la Caja.

– – –

Dr. José Raúl Sánchez Cerdas, Ph.D
JR Sánchez Audiología

Si te gustó, compártelo:
2018-08-17T16:29:31+00:00

Deje su comentario